SOMOS PANADEROS, pero somos artesanos
Y podemos demostrarlo.

Hoy se abusa de todos los adjetivos que rodean un formato comercial. En el pan hace años, todos eran caseros, después todos eran naturales, ahora todos llevan masas madre y reposan horas, pero la realidad es que aunque la industria quiera dejar de lado el nombre de panificadora, por el de panadería, el PAN ARTESANO siempre podrá demostrar que lo es y de la forma más sencilla…

PRUEBELO Y COMPARE, el PAN tiene que saber a PAN, tiene que oler a PAN, tiene que ser SANO como es el PAN.

¿QUIENES SON LOS ARTESANOS?

Más de 20 artesanos panaderos, perfectamente formados y dirigidos por David Baños, panadero, hijo de panadero y nieto de panadero.
Un equipo en constante evolución y crecimiento.
A este equipo, se le suman otros 20 artesanos en diferentes especialidades, repostería, confitería, bollería

En La Colegiala, la mano de obra se convierte en ARTE

NOS PREOCUPA SU SALUD

¿Que hace una Panadería Artesana con un departamento de I+D+I? Nos los cuenta Raquel Puerto, nuestra técnico en dietética y nutrición

Expresar sentimientos apoyándonos en unas imágenes y con un pequeño texto que llame la atención, podría parecer fácil, pero la realidad, es que a los que amamos nuestra profesión, a los que creemos en el trabajo artesano, a los que nos gusta el PAN, también nos gusta hablar y leer sobre el.

Si está entre ese reducido número de personas, este podría ser uno de esos sitios por donde pasar, leer e incluso compartir

“Concuerdan los médicos en que el mejor alimento que nace en las tierras más naturales para el hombre, que son las de los climas cuarto y quinto es el que se prepara con el trigo, que se hace de modos muy diversos. Con harina se puede hacer pan fermentado y ácimo, tortas, galletas y sopas”
Averroes

Esta cita no es más que un ejemplo de tantos que podemos encontrar a lo largo de la evolución del hombre en relación a un alimento que, dependiendo del momento histórico o de la civilización, supone un complemento o el elemento esencial de la dieta: el pan.

Sin embargo, el pan, que ha acompañado al hombre en su devenir, se encuentra en la actualidad condicionado por opiniones y comportamientos  contradictorios a su verdadera importancia, lo cual se refleja en un consumo inferior al expresado como necesario por la Organización Mundial de la Salud en cuanto a la cantidad diaria por persona.

Desde nuestro punto de vista, uno de los peores comportamientos vienen de la mano de  la INDUSTRIA,  la industria necesita bajar costos, menos mano de obra, menos calidad en las harinas, añadieron mejorantes “QUIMICA” para todo, para que fermente rápido, para congelar, para dar color, olor, para que no se pegue en las maquinas…,   como consecuencia un pan de bajísima calidad,  esto dio como resultado que en los años 60 empezara esa bajada de consumo. Los consumidores pasaron de saborear el pan a utilizarlo solo para empujar la comida, el pan no sabía a nada, no valía nada, costaba trabajo hasta comérselo,  a eso se le añadió lo de que “el pan engorda”, pero ¿realmente engorda?, ahora sabemos que no.

Esto hizo reaccionar al PANADERO ARTESANO, esas personas que SÍ sabían hacer pan, esas personas que SÍ sabían que su producto participaba mucho y a diario de la SALUD de las personas  y que se preocupaban por ello, su trabajo diario, paciente, lento, fue calando hondo en los consumidores y  así fue naciendo poco a poco una CULTURA del PAN, pero claro, las INDUSTRIAS son fuertes y nada tontas, y también tenían que reaccionar. Poco a poco fueron copiando al ARTESANO, y fueron ADAPTANDO los adjetivos,  las formas y los conceptos a esa NUEVA CULTURA,  pero sin perder sus puntos de vista donde lo ECONOMICO gana con mucho a la SALUD  y donde para colmo ahora lo cobran a precios de GOURMET : “doble beneficio”. Ahora la PREOCUPACIÓN por el cliente y el resultado no es ni más ni menos que el que estamos viviendo, donde las mentiras del pan, son más mentiras.

Grandes cadenas, normalmente franquiciadas, con panes CLONADOS que les venden las grandes INDUSTRIAS  y que llevan masa madre con todos sus químicos (o en polvos o congeladas) y que  reposa en grandes cámaras. Con eso ya parece que se han ganado los adjetivos o las características por las que tanto hemos luchado los ARTESANOS, pero el resultado es un pan de bajísima calidad y en muchas ocasiones poco o nada SANO. Eso lo detecta  hasta  gourmet más principiante, el problema es que el cliente no lo detecte. En ese caso, su salud y el pan están otra vez en peligro.

Ahora no nos queda mas remedio que  amar más  la profesión, sabiendo que lo más importante que tienes es tu cliente y que en una pequeña parte, su salud depende de su alimentación y que el ÚNICO alimento que SEGURO consume a diario es el PAN.

En segundo lugar aplicando todas las técnicas de un buen artesano,  sea cual sea, la cantidad de pan que tienes que elaborar, no queriendo bajar costes para obtener más márgenes, sino aumentando la calidad para tener más clientes satisfechos.  Contar con unas  instalaciones adaptadas a albergar una cantidad importante de PANADEROS: todos formados en procesos de ARTESANIA, en procesos de CALIDAD, en procesos de SALUD, y que nos ayude a salvar el obstáculo que supone la regularidad cuando aumenta la cantidad. Es importante recordar que en La Colegiala  solo vendemos lo que elaboramos nosotros mismos. No existe ninguna empresa que franquicie panaderías y pueda decir esto. Somos únicos en España, eso de por sí, ya es una garantía.

Lo que si tenemos claro es que de nuestras nuevas instalaciones no saldrá JAMAS un pan de baja calidad, de la misma forma que no saldrán dos panes iguales.

Tenemos claro que una cosa es decir y otra más complicada hacer. Nosotros desde nuestra profesión, desde las enseñanzas de nuestro maestro “Manuel”, hacemos todo lo que está en nuestra mano, pero por si nos equivocamos, creamos hace  más de 20 años un departamento de Nutrición y Dietética, que junto con la Universidad de Murcia y Orihuela, analiza todo nuevo producto antes de salir al mercado. Con eso nos garantizamos a nosotros mismos y al cliente que lo que come es SANO